noviembre 29, 2020

Periodismo Digital con compromiso social

La NBA dejó de ingresar US$800 millones en boletas por el COVID-19

Compartir
  • Los ingresos de la liga cayeron un 10% hasta los US$8,300 millones
  • Se esfumaron US$400 millones por patrocinio y ventas de productos

Los ingresos de la NBA cayeron un 10% hasta los 8.300 millones de dólares en la temporada 2019-20, duramente golpeada por la pandemia de coronavirus, según reportó este miércoles la cadena ESPN, que tuvo acceso al balance financiero presentado a los equipos.

El reporte estima que la NBA dejó de recibir 800 millones de dólares solo por los boletos de partidos que no se pusieron a la venta.

La temporada regular fue suspendida el 11 de marzo, cuando a cada equipo le faltaba entre 15 y 19 partidos por jugar. La competición se reanudó a finales de julio a puerta cerrada en Disney World (Orlando), donde las Finales concluyeron el 11 de octubre.

La liga también dejó de ingresar unos 400 millones de dólares en patrocinios y venta de productos.

Las pérdidas incluyen unos 200 millones de dólares derivadas del incidente diplomático con el gobierno de China desatado a raíz del tuit del entonces manager de los Houston Rockets, Daryl Morey, en apoyo de los manifestantes de Hong Kong hace un año.

El reporte señala que la reanudación de la temporada en la sede “burbuja” de Disney World evitó una pérdida adicional de 1.500 millones de dólares.

Los gastos de organización de la “burbuja”, que incluyó numerosas medidas para resguardar a los jugadores del virus, ascendieron a 190 millones de dólares, 10 millones más de lo inicialmente estimado.

El informe se dio a conocer cuando la NBA y la Asociación de Jugadores (NBPA) negocian el nuevo calendario y la actualización del convenio colectivo, que rige los salarios de los jugadores, de cara a una temporada que seguirá impactada por la pandemia.

La NBA dijo que podría afrontar una pérdida del 40% de los ingresos totales, unos 4.000 millones de dólares, si la campaña se desarrolla sin espectadores.

El informe confirma los planes de la NBA de inaugurar la temporada el 22 de diciembre con un calendario reducido de 82 a 72 partidos por equipo y que concluiría antes de los Juegos Olímpicos de Tokio (23 de julio-8 de agosto).

Otra de las opciones contempladas es arrancar la competición alrededor del feriado de Martín Luther King Jr. (18 de enero), lo cual empujaría el final de la temporada hasta mediados de septiembre y llevaría a la NBA a competir por la audiencia con los Juegos Olímpicos y el principio de la liga de football americano (NFL).

La NBA, señala el informe, prefiere que los partidos se disputen en las canchas de los equipos con la presencia de espectadores donde esté permitido, abriéndose a la idea de que las franquicias jueguen solo ante rivales de la misma conferencia para reducir los riesgos de los viajes.

Fuente: Diario Libre.

En Vivo casos de COVID-19
A %d blogueros les gusta esto: